Entradas

Visión fúnebre

Imagen
La vida en la noche vuela    Hacia el noctámbulo cielo
    Esparcidos los rasgos de la soledad
por
un mísero deseo
    En el estercolero hambriento
De estrellas rojas que parecen de sangre
que alegran a la muerte

#TodoEmpiezaEnUnaLibrería

Imagen
La vida del libro, su origen en nuestro recuerdo y en las sonrisas que lloran de las eternas páginas que pueblan el universo literario nacen de las librerías. Muchos dicen que son órganos del cuerpo y del pensamiento, sin saber que realmente son el corazón y la mente de las almas que alimentan.
Las librerías dan vida al libro, pero también a los lectores. Muchos de ellos son lo que son porque es difícil dejar de ser, pero gracias a los libros, a su olor a nuevo, a los mágicos y originales marcapáginas, a las recias solapas y a la promesa de descubrir innumerables dimensiones ficticias, son seres únicos, llenos de creencias, de vidas ajenas y de miradas aterciopeladas por el rumor de los capítulos sin fin. 
Las librerías hacen magia. Las librerías son magia. Cada hechizo es un libro y cada uno de ellos es una ilusión, una alegría, una intriga, una risa, un... un tornado de emociones, sueños e imágenes.
Las librerías son lugares especiales, mágicos y culturales.  #TodoEmpiezaEnUnaLibrer…

Energía

Imagen
El pasado es un recuerdo anodino capaz de llenar de felicidad un solo instante de imposibilidad realista. Nunca volveremos a él. Las ondas que lo rodeaban han cambiado, han sido sustituidas por pequeños cortocircuitos inconexos. El presente es distinto. Mucho tardarán los nuevos voltios en unirse y convertirse en ondas. El pasado está lejos y el futuro, incierto, recorre de pequeñas descargas nuestra mente. Visualizamos con ellas la realidad, a veces mentirosa, que no puede huir de la verdad eléctrica. La energía se ha parado por unos segundos, suficientes para detener el flujo principal y los secundarios. Por un momento desapareció la luz de nuestros ojos ante la incertidumbre visual. La vida se ha reactivado en solo un minuto, pero la normalidad acecha como un recuerdo lejano en la grieta de una chispa que renacerá en el futuro.

Mi casa

Imagen
Te abro la puerta de mi casa. Yo soy esa casa y tú la luz que ilumina sus estancias de amor pintadas donde residen las almas. 

Moras

Imagen
Un cielo espeso turquesa el mío paso aciago camino de la pradera el tiempo va hacia el ocaso.
A los lados ardían las moras de colores grises y rosas; de colores, luces y sombras con rocío dorado en sus hojas.
Tierra, lluvia y fuego, el atardecer de noche envuelto mi sonrisa vuela en el cielo y el alma se vuelve pensamiento.

Peldaños de un progreso temporal

Imagen
Parece que fue mucho más que ayer cuando salíamos a cenar con los amigos, acudíamos al teatro, quedábamos para ver una exposición, íbamos a relajarnos, a disfrutar, a comprar en alguna librería, etc. Momentos lejanos en los que la monotonía estaba de vacaciones y nosotros éramos individuos que vivíamos permanentemente atareados y ocupados en nuestros "imprescindibles" quehaceres. Una realidad que ya no existe. Una situación ancha y variada que ha pasado a sucederse en un estrecho, largo y oscuro túnel de un solo color. Un tubo que apenas nos deja movernos y que nos obliga a andar agachados, en fila india, distanciados, hacia una salida que aún no se ve clara. Últimamente se aprecian a los lados pequeños resquicios de luz que saben a libertad. Son trampas que nos dejan salir un momento –con todo tipo de precauciones– para regresar después al túnel, un espejismo de luz antes de volver a la monotonía estrecha a la que estamos obligados a adaptarnos. Obligados porque nos dijero…

Proceso hacia la «nueva normalidad»

Imagen
Normalidad
Las calles son enjambres de luz, color y risas. Las tiendas, llenas a borbotones, son microsistemas de tallas, engaño, falsas preocupaciones y colores. Las nubes van y vienen, pero pocos son capaces de observar su baile simétrico en el cielo. La frivolidad lleva largo tiempo conquistando el mundo con una ideología ególatra y confusa. El planeta se viene abajo en la realidad, pero no en la ficción que recrean sus habitantes, ajenos a la naturaleza y a la tierra, dejándose agasajar por deseos irrealizables en un universo decadente. 

Desfase: Confinamiento
Un suspiro. Otro. Otro más. El silencio. La brisa. El aire. El viento. La ciudad descansa. Está tranquila. Respira al fin. Los animales, miedosos, aún esperan en el confinamiento de sus madrigueras. Esperan con ilusión. Con una ilusión siempre soñada, pero inalcanzable. Hasta ahora. Nosotros seguimos en casa disfrutando de los recuerdos, de nostalgia y de añoranzas. Incredulidad hasta el ocaso. Cómos. Porqués. Resignación. Ira…